Nuevos fármacos para la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. ABC España (España).

OBSERVATORIO DE NOTICIAS

JÓVENES PROFESIONALES

infosalud

Nuevos fármacos para la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.  

La enfermedad inflamatoria instestinal se triplica desde 2006 y en personas jóvenes
AMALIA F.LÉRIDA.

«Hemos observado en un estudio que hemos realizado recientemente que en la última década se ha triplicado la incidencia en Sevilla, o sea los casos nuevos diagnosticados, de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal. Es una enfermedad que cada vez es más frecuente, afecta a gente joven y puede llegar a ser muy invalidante».

Son palabras de Federico Argüelles Arias, profesor asociado de Medicina y especialista de Digestivo del hospital Virgen Macarena.

Este experto ha sido nombrado recientemente presidente de la Fundación Española de Aparato Digestivo y tiene ya la agenda llena de actos para informar a la población sobre las enfermedades de su especialidad.

La denominación enfermedad inflamatoria intestinal se emplea para referirse a una serie de problemas que afectan predominantemente al intestino y que se caracterizan porque producen una inflamación crónica, que no tiende a la curación. Agrupa varias enfermedades, pero sobre todo la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

Los tratamientos para la enfermedad inflamatoria intestinal están en continua innovación. Actualmente hay diversos ensayos clínicos que tratan de valorar la eficacia de nuevos fármacos para ser implementados en el arsenal terapéutico de estos pacientes. El año pasado se aprobó un nuevo fármaco biológico y en los próximos años llegarán más. Todos ellos están demostrando una gran respuesta y supone un avance importante.

Algunos de ellos tienen diferente mecanismo de acción con lo que permite actuar de forma distinta sobre la enfermedad cuando el anterior fármaco utilizado ha fracasado.

«Hay que lanzar un mensaje de optimismo a nuestros pacientes con estas enfermedades, cada vez más jóvenes, porque hoy en día disponemos de muchos fármacos que son ciertamente efectivos», asegura Federico Argüelles.

Por otra parte, las patologías más comunes en Sevilla de aparato digestivo se tratan de forma ambulatoria y son las denominadas enfermedades funcionales, que son la dispepsia funcional y el síndrome de intestino irritable.

Argüelles refiere que suelen ocupar un 40% de las consultas, seguidas por la enfermedad por reflujo, el estreñimiento o la patología anal benigna. No pasa por alto las consultas por algún problema hepático e, insiste, en que «cada vez más, atendemos a pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal».

En cuanto a los enfermos que ingresan en el hospital lo más frecuente es la patología biliopancreática (pancreatitis aguda y crónica, y las complicaciones de la litiasis biliar) «Como le decía —sigue el experto— un 40% de los pacientes atendidos en consulta presentan una patología funcional digestiva. Este tipo de enfermedades suelen aparecer con más frecuencia en personas con estrés, ansiedad o depresión, fibromialgia o hábitos de comida no muy saludables.

La patología hepática y pancreática suele acontecer en quienes tienen hábito enólico que además, si no abandonan el alcohol, suelen reingresar de forma frecuente». Respecto al tratamiento de estas enfermedades afirma que algunas los tienen claramente establecidos y, además, son eficaces.

«Avances muy importantes —agrega— se han producido en el tratamiento de la hepatitis C crónica con fármacos que alcanzan tasas de curación superiores al 95%, lo que ha supuesto un grandísimo avance. También hay avances en el tratamiento del síndrome de intestino irritable y del estreñimiento, para erradicar la bacteria Helicobacter Pylori, que es la causante de la mayoría de las gastritis y las úlceras. Y muchos avances en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal».

Intentar comer de forma sana y variada, hacer ejercicio, no fumar y no tomar alcohol habitualmente son recomendaciones muy habituales para muchas enfermedades pero en especial, para las del tubo digestivo.

Compartir ....Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Facebook